En dos lugares

Esclavas de Cristo Rey
Francisco de Quevedo Nº 190
Arcos Vallarta, Zapopan, Guadalajara

Fechas allí

Mujeres desde 16 años
Mayo 12-14, 2017
Septiembre 22-24, 2017
Noviembre 10-12, 2017
Hombres desde 16 años
Junio 16-18, 2017
Octubre 20-22, 2017
Noviembre 24-26, 2017

Villa Lestonnac
Circunvalación Poniente 237
Ciudad Granja, Zapopan, Guadalajara

Fechas allí

Mujeres desde 16 años
Mar 31 – Abr 2, 2017
Hombres desde 16 años
Marzo 17-19, 2017
Abril 7-9, 2017

Inscripción

Para informes: (0052)(33)1669-5911 o (0052)(33)3125-6581 o enviarnos un mail a informesejerciciosgdl@mileschristi.org.
Las tandas son siempre un fin de semana, empezando el viernes a las 6:00 pm y hasta el domingo a las 6.00 pm.

Detalles

Se llama “Ejercicios Espirituales” al retiro de silencio creado por San Ignacio de Loyola (1491-1556) con la inspiración de Dios y basado en una serie de meditaciones dadas a modo de itinerario espiritual, que parten de la consideración del fin de nuestra vida, continúan con la consideración del pecado y su purificación con la gracia de Cristo, y culminan con la reforma de vida y determinación a la santidad.

El Retiro también incluye Misa diaria, Adoración Eucarística, Rosario, Confesiones y la posibilidad de platicar con los sacerdotes que guían el retiro a fin de poder discernir y aplicarlo a la propia situación particular.

Dados los numerosos frutos de conversión y santificación manifiestos a lo largo de los siglos siempre han gozado de la máxima estima por parte de Papas y santos. Forjado en dicha escuela el Papa Francisco ha indicado su vigencia y actualidad para el hombre de hoy.

Con este espíritu de fidelidad a las fuentes, los Padres de Miles Christi predicamos a los laicos los Ejercicios Espirituales siendo testigos de increibles gracias divinas en ellos y de cambios de vida admirables.

Por tanto, no habrán días mejor invertidos que los de los Ejercicios Espirituales. De hecho, San Ignacio, aun siendo el autor de los mismos, no dejaba él mismo de invitar y exhortar a los laicos de cualquier condición a que lo vivan. Y recomendamos practicarlos cada año porque cada año necesitamos un “chequeo del alma” y porque ¿qué puede haber más importante que Dios? Mientras el trajín del mundo nos lleva a olvidarnos de lo más importante en esta vida, que es la salvación eterna, Dios toca nuestras almas, como testimonió el profeta Oseas: “Ahora Yo la voy a conquistar, la llevaré al desierto y allí le hablaré a su corazón (Os 2,16).

Pregunta habitual que nos hacen: “¿podré yo guardar el silencio?”

Respuesta: Que el retiro sea “de silencio” no quiere decir que quien lo haga entre en un lugar tipo monasterio en donde tuviese que estar él solo durante varios días encerrado entre paredes, sin escuchar pláticas espirituales, sin la compañía de otros. Silencio por tanto significa silencio del mundo que dejamos al entrar al retiro, silencio con los otros que están también haciendo el retiro y silencio interior tan necesario para afinar el oído a la voz de Dios que me ha traido al retiro porque quiere hablar a mi corazón. La mismas meditaciones presentadas por los sacerdotes y el tiempo en la capilla de reflexión individual ayudan naturalmente a conservar y apreciar ese silencio rico en interioridad. De hecho, la experiencia indica que personas muy conversadoras, en los Ejercicios, han podido guardar ese silencio exterior y adentrarse en esta experiencia espiritual. ¡Experiméntelo ud. mismo!