Por misericordia de Dios nuestro Señor, están comenzando las obras de lo que será el colegio de Miles Christi en San Luis. La creación de un colegio que pretenda ser serio es una empresa ardua, que insume una ingente cantidad de tiempo, personas y bienes materiales. A cambio, con la ayuda de Dios, no es ilusorio esperar que se sigan de él abundantes frutos de apostolado y santificación. Se trata de poner en marcha una obra llamada a trascender, en el tiempo, y, por eso, implica que nos involucremos completamente, sin escatimar esfuerzos.

Hace un año, hemos logrado comprar un predio de 13.000 metros cuadrados (más de una manzana y un cuarto), en un lugar hermoso al pie de la sierra, a escasos 10 o 15 minutos del centro de la ciudad.

Durante muchos meses del año 2013, dos Padres de Miles Christi se abocaron a diseñar la zonificación de todos los edificios (“masterplan”), que se pretende construir con el paso de los años: Jardín de Infantes, Colegios Primario y Secundario, capilla, cancha de fútbol, gimnasio, lugares de apostolado, centro “San Ignacio” para apostolado con jóvenes varones, y casa para la comunidad religiosa.

Luego, se realizó el diseño arquitectónico del Jardín de Infantes (salitas de 3, 4 y 5 años), con sus aulas y baños; oficinas para directivos, representantes legales y capellán; salas especiales, patio, etc.  Este trabajo implicó la dedicación fatigosa de los arquitectos y de los Padres, durante los meses de enero y febrero de 2014.

El terreno del futuro espacio de Miles Christi en San Luis se ubica al pie de las sierras y, por ello, tiene alguna pendiente que, en varios lugares hay que ir salvando con movimientos de tierra, por ejemplo, lógicamente en lo que será la cancha de fútbol. ¡Ya nos encontramos en esta etapa, como pueden apreciar en las fotos!

Por diversas causas providenciales, luego de reflexionar y de encomendar el asunto en la oración, hemos decidido, finalmente, que se llamará Colegio de la Santa Cruz.

Una vez tomada la decisión, alguien comentó: “pienso en San Ignacio que nos enseña a militar «bajo el estandarte de la Cruz», en Constantino a quien Cristo le dijo, «In hoc signo vinces» (con este signo vencerás), y en la Pasión de Cristo que es central en nuestra espiritualidad”.

cscTexto01

Otro agregó: “Colegio de la Santa Cruz: sea por el cerro [que se llama “cerro de la Cruz”, al pie de lo cual será ubicado el colegio], sea por los enormes trabajos que nos traerá, siendo todo, espero, para mayor gloria de Dios”.

Como es fácil darse cuenta, todo esto requiere una enorme ayuda de Dios y un gran esfuerzo, como ya se viene realizando desde hace tiempo. Rueguen al Señor para que pronto podamos abrir las puertas, para los niñitos de Jardín de infantes, de 3, 4 y 5 años.

Durante este año 2014, tenemos que construir y, como Uds. saben…, todo está carísimo. Proponiéndoles a Uds. que nos sigan ayudando a financiar este proyecto, tenemos el temor de llegar en un mal momento…: la crisis económica…, ¿no invita más bien a diferir, a suspender, en espera de mejores días…? Sin embargo, una supuesta prudencia, “temerosa”, no debe hacernos disminuir nuestra fe y confianza en la largueza del brazo de Dios: No se ha acortado la mano del Señor (Is 59, 1). Su poder no se ha empequeñecido.

Hace poco, el PAPA FRANCISCO, le ha escrito a Mons. Aguer: La Iglesia, en época de crisis, siempre ha apostado por la educación. Sigamos al Papa y ¡apostemos también nosotros!

Ayúdenos, por favor, a construir esta pequeña ciudad de Dios, cuyo único Rey sea Jesucristo. Ayúdenos a poner las bases para formar hombres y mujeres que no sean del montón; a quienes horrorice la mediocridad; cuya preocupación no sea solamente el hoy, el dinero y el placer; opuestos a la vulgaridad del alma, al facilismo; que quieran afrontar deberes difíciles. Ayúdenos a crear un bastión de familias, en torno a esta escuela “de la Santa Cruz”, que sea como un punto fijo en medio de la tempestad que se avecina creciente…

Si alguien puede aportar mucho, ¡sea bienvenido!, y, si no puede tanto, basta con que cada uno, en conciencia, aporte lo que más pueda para ayudarnos a sacar adelante esta obra, la cual también les dará a Uds. la oportunidad de convertirse en instrumentos eficaces y fecundos de apostolado y de demostrar la primacía de la fe en sus vidas.

Queremos, por fin, pedirles algo más: ORACIONES Y SACRIFICIOS ofrecidos al Señor, para que podamos llevar a buen término esta obra comenzada en nombre de Dios y bajo el signo de la Cruz de Cristo.

Desde ya, confiados en la misericordia de Dios y en la ayuda de todos Uds., ¡MUCHÍSIMAS GRACIAS!

PADRES Y HERMANOS DE Miles Christi


Avances de la construcción en Facebook

Página Oficial del Colegio

Colegio de la Santa Cruz

Colegio de la Santa Cruz